Porqué debes tener una pizarra en tu casa

Una pizarra colgada o adherida en una pared de tu propio hogar, significará algo más que un método eficaz para que tus hijos realicen la tarea del colegio.  A propósito, parece remitir al ámbito escolar, y de algún que otro modo a esto se asemeja.

El hecho es que una pizarra no debe ser imaginada únicamente en el sentido formal que presenta lo institucional,  sino al contrario. Contar con un objeto de esta categoría en tu casa, permitirá que el aprendizaje se expanda hacia lo doméstico, sin que por ello existan reduccionismos. Nos referimos al error de tomar en consideración tan sólo a las instancias de estudio formal como factores de real validez para la sociedad.

Contar con una pizarra en casa te brindará la posibilidad de compartir con tu familia cada momento del desarrollo del conocimiento. Cada avance de tu hijo. Te permitirá aprender también a ti, en caso de que otro utilice este simple objeto como ayuda memoria, mientras estudia para un examen, por ejemplo.

Una pizarra en tu casa dejará volar la creatividad de los niños del hogar, al permitirles realizar dibujos, borrarlos y volverlos a rediseñar.

Conocerás un mundo nuevo a través de esta opción que te ofrecemos. Porque tener una pizarra en la casa en que vives propiciará el aprendizaje constante de toda la familia, aún el tuyo, ya que podrás estar al tanto de los acontecimientos que vivencian tus hijos a diario y acompañarlos. Podrás dar explicaciones también desde lo gráfico, lo cual se volverá práctico y casi indispensable a la hora de comunicarte con los tuyos.

Atrévete a experimentar cómo cambian tus días si tienes una pizarra en una de las paredes de tu casa.

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada