Conservar el cordon umbilical

La llegada del parto hace que surjan algunas dudas, una de ellas es la conservación o no del cordón umbilical, una práctica que se está llevando a cabo en muchos hospitales y que puede ser muy beneficiosa en algunas situaciones gracias a su alto contenido en «células madre«.

baby-203048_640

En los últimos años ha crecido el interés de muchos padres en conservar el cordón umbilical de sus bebé debido a las múltiples ventajas que puede aportar en el tratamiento de determinadas enfermedades como en el caso de trastornos en la sangre o en la médula ósea, y todo ello a las células madre que lo integran, las cuáles son responsables de la regeneración de tejidos. Las múltiples posibilidades que las células madre poseen a la hora de servir como solución a muchas enfermedades les confiere un importante valor terapéutico.

La solución para enfermedades familiares

Las células del cordón umbilical pueden ser el remedio a algunas enfermedades que pueden darse entre hermanos de una misma madre, aumentando con ello la posibilidades de encontrar, en caso de necesitarlo, un donante compatible para determinados casos de trastornos con origen genético.

Actualmente existen dos alternativas para conservar el cordón umbilical, por un lado está el banco privado, una opción bastante cara debido a las altas cuotas  que se exigen para su mantenimiento. La segunda opción, mucho más asequible es la donación pública, aunque no está disponible en todos los países.

La conservación del cordón umbilical es una decisión muy importante para los padres, los cuáles pueden estar invirtiendo en la salud de sus hijos. Es por ello que conviene informarse antes de dar el paso y valorar las distintas opciones para elegir la más adecuada y beneficiosa

Imagen baby-203048_640 (pixabay.com) en dominio público

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada