Enseñar el valor de compartir

En los niños de entre 1 y 2 años es muy común que aparezca un sentimiento de egoísmo que les hace convertirse en auténticos guardianes de aquello que desean para sí mismos. Este sentimiento surge de la necesidad de cuidar sus pertenencias con gran afán, sin embargo forma parte de su desarrollo, y solo es necesario seguir unos consejos para que aprenda a compartir.

Cuando los niños comienzan a percibir el valor de las cosas y la importancia de poseer algo sale a relucir un sentimiento de egoísmo totalmente innato que los convierten en personitas posesivas. Sin embargo en contra de lo que pueda parecer se trata de un sentimiento pasajero que en muchos niños desaparece al poco tiempo. En cualquier caso no vendría mal seguir una serie de consejos para fomentar el valor de compartir

Dar ejemplo

La comunicación con el niño en este caso puede ser poco productiva, debido a que se encuentran en una e´poca en la que aprenden más por los actos que por las palabras. El primer paso es enseñarles ejemplos de como se comparte y de los efectos beneficiosos que este acto tiene para las personas.

Es importante, por otro lado, que jueguen con otros niños y que estos les cedan sus juguetes, de forma que aprendan la importancia de ceder y el beneficio de poder experimentar con otros objetos, experimentando lo que significa respetar a los demás. No conviene criticar la actitud del niño, sino hacerles entender que cosas son suyas y cuáles no.

Los niños también necesitan su espacio, por lo que no hay que olvidarse de respetar aquellas cosas que ellos necesitan o que les pertenecen. Al igual que es importante infundirles el valor de compartir, hay que darles también la opción de cuidar y conservar sus pequeños «tesoros».

Imagen girl-171207_640 (pixabay.com) en dominio público

 

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada