La lactancia materna

lactancia
La lactancia materna es uno de los elementos más trascendentes de la vida humana tanto en términos nutricionales, y fundamentalmente, por los componentes afectivos que involucran el acto de amamantar.

Los seres humanos, son marcados las primeras semanas de su vida por los acontecimientos que ocurran en esas horas de la existencia, por lo tanto, la leche materna brinda un excelente equilibrio de macronutrientes como proteínas, hidratos de carbono, y lípidos, así como elementos traza que son necesarios para un adecuado desarrollo funcional y anatómico de tu bebé.

Garantizándole una vida sana al pequeño

En efecto, al proporcionarle la leche materna, automáticamente le estás brindando anticuerpos protectores que lo protegen contra una gran cantidad de infecciones relacionadas con virus y bacterias.

También, debes tener en cuenta que las posibilidades de que la lactancia materna genere alergias, son prácticamente nulas porque es de origen biológico humano.

Sin embargo, la relevancia de la lactancia como vínculo afectivo tiene más fuerza que su efecto nutricional. El contacto entre la madre y el niño en el acto de mamar fortalece sus lazos afectivos, brinda confianza al pequeño y genera un incremento de su unión con el pequeño.

Por eso, como madre ten en cuenta que no se debe interrumpir la lactancia en lo posible antes de los seis meses de vida, con lo que lograrás resultados más apropiados de esta prodigiosa y ancestral forma de relación humana.

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada