Las fontanelas en el recien nacido

Las fontanelas en el recién nacido cuentan con una función primordial en el recién nacido, y es facilitar al salida de la cabeza a través del canal del parto y mejorar su adaptabilidad en el exterior. Es muy importante tener especial cuidado a la hora de coger al bebé para evitar problemas cuando comiencen a cerrarse

Las fontanelas del recién nacido, no son más que los huesos que conformarán el cráneo, más abiertos de lo normal, formando pequeños huecos que servirán para que el cerebro del bebé se desarrolle correctamente hasta el momento en el que éstas comiencen a cerrarse. Se pueden palpar fácilmente y sirven para que el pediatra confirme la correcta evolución del crecimiento del niño. Las fontanelas van cerrándose en el primer año de vida del bebé.

La importancia de vigilar las fontanelas

Debido a que se trata de una parte del cuerpo muy delicada en el bebé, es importante extremar las precauciones en ciertas actividades como el baño del bebé o los posibles golpes que puedan sucederse con el fin de mantener protegida esta zona. Por otro lado conviene seguir una serie de consejos para segurar el cierre correcto de las fontanelas, así como el buen desarrollo de los huesos craneales.

La ingesta de calcio en el primer año de vida, así como el ejercicio al aire libre en días soleados le proporcionarán las vitaminas suficientes para asegurar un buen desarrollo óseo. En cualquier caso, el pediatra recetará un suplemento vitamínico en caso de que sea necesario.

Imagen cortesía de Johann Dreo (en.wikipedia.org) Licencia CC BY

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada