Las infusiones en el embarazo

El embarazo es una época donde la mujer debe de extremar sus cuidados y tomar ciertas precauciones respecto a algunos alimentos. Este es el caso de las infusiones, las cuáles a simple vista pueden parecer muy inofensivas, pero sin embargo es importante moderar su consumo durante esta etapa.

Black-tea

A pesar de que las infusiones son muy útiles para combatir ciertas molestias durante el embarazo como en el caso de los vómitos  o las molestias estomacales, es importante limitar su ingesta, pues un consumo elevado de ciertas hierbas podría provocar contracciones uterinas e incluso daños en el feto.

Entre las hierbas más conocidas que se deben evitar durante los meses de embarazo, se encuentran las siguientes: manzanilla, poleo, hierba luisa, las hojas de frambuesa, el romero, la flor de Jamaica, la raíz de regaliz, el vetiver o la ortiga, aunque es preferible evitar cualquier hierba en caso de no conocer los posibles problemas adversos que puedan ocasionar.

Imagen Black-tea (wikipedia.org) en dominio público

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada