Los componentes de la leche materna

La leche materna es el alimento más completo e importante que se le puede dar al recién nacido. Los múltiples beneficios que aportan al bebé han sido ampliamente demostrados,  pero ¿de que se compone exactamente este alimento tan imprescindible y saludable para los niños? 

En la leche materna se encuentran nada más y nada menos que alrededor de 700 bacterias, y su composición se basa en un 88% de agua,  una pequeña cantidad de proteínas adaptada al crecimiento del niño, hidratos de carbono presentes en la lactosa, así como grasa, vitaminas y minerales en la correcta proporción que corresponde al proceso de desarrollo del bebé.

La variación de cada uno de estos elementos cambia dependiendo del crecimiento del bebe, y van variando su cantidad para aportar la cantidad adecuada en cada momento. La leche materna es esencial para desarrollar el sistema inmunológico del recién nacido, así como para el favorecimiento de lazos afectivos y la protección ante muchas enfermedades.

Imagen drop-214969_640 (pixabay.com) en dominio en público

 
 
 
 
 

Debatir esta entrada